HIJOS

Padres Sabios.

Written by on March 16, 2014 in FAMILIA, HIJOS, LIMITES with 0 Comments

Captura de pantalla 2014-03-16 a la(s) 00.28.08

Necesitamos pedirle a Dios de su sabiduría, para que con esta podamos ser sabios al guiar a nuestros hijos, ya que es nuestra responsabilidad como padres guiarlos dentro de limites, valores y enseñarles de la palabra de Dios.

Muchas padres dejan que sus hijos tomen sus propias decisiones en la niñez. Esto no es adecuado, ya que estos carecen de sabiduría.

Por ejemplo, hay padres que dejan a sus hijos pequeños que escojan, y no les enseñan el camino para llegar a Dios.  Les enseñan sobre muchas religiones y los dejan decidir, cuando estos carecen de sabiduría. Es nuestro deber enseñarles de Dios, debemos enseñarles a tener una relación personal con su creador, o de no ser así, andarán de religión en religión y su hambre espiritual no será saciada.

Otros padres les dejan elegir lo que van a comer. ¿Que niño elige frutas y verduras?

O tal vez dejan el control remoto de la TV en sus manos, o tabletas electrónicas sin cerciorarse acerca de lo que ellos ven. Sus almas serán alimentadas de esto también. Estudios demuestran que los niños empiezan a ver pornografía en la primaria. Y esto porque sus padres no están atentos de lo que ven sus hijos. No están involucrados en su educación.

Por favor mujer, es tiempo que nos hagamos cargo de nuestros hogares y de nuestros hijos. Que seamos, como padres y tutores, los responsables de enseñar y educar.

Si tu les enseñas a tus hijos, ellos de grandes tendrán las herramientas adecuadas para guiar sus vidas de una manera sana y serán bendecidos por Dios. Se apartarán del mal. Y no solo esto, tu alma descansará al saber que has enseñado y educado para ir por el buen camino.

Proverbios 22:6 Dirige a tus hijos por el camino correcto, y cuando sean mayores, no lo abandonarán.

Así que mujer, toma hoy la responsabilidad que implica el ser padres.

Niños Astutos.

Written by on February 24, 2013 in HIJOS with 0 Comments

Captura de pantalla 2013-02-22 a la(s) 08.53.19Es de suma importancia que instruyamos a nuestros hijos con la palabra de Dios (Biblia). La palabra no vuelve vacía, esta dará frutos en su vida. Isaías 55:11 así será mi palabra que sale de mi boca; no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié.

Dios hizo a muchos de nuestros hijos muy astutos y esto es bueno. Solo hay que guiarlos por el camino correcto. Enseñarles a pedir a Dios sabiduría, así como nosotros la pedimos para guiarles.

Astucia: La astucia no suele asociarse de manera directa a la inteligencia o a la formación académica, sino que se entiende como la habilidad de una persona para actuar de una cierta forma. Quien es astuto puede advertir cuando está a punto de ser víctima de una trampa o puede él mismo desarrollar un ardid para engañar a otros. (tomado de internet).

Esta semana tuve un pequeño problema con mi hija, así que tuve que tomar calma y respirar profundo, aunque si tuvo sus consecuencias por sus acciones. Por ejemplo, le quité sus muñecas que más le gustan y le dije que no miraría televisión por 5 días. Ademas, gracias al consejo de una amiga, empezamos a estudiar versículos Bíblicos relacionados con el tema por el que estábamos pasando. Mi hija y yo tuvimos una conversación sobre el asunto y, aunque no le agradó mucho, se que entendió lo que hablamos.

Habla con tu hijo. ¡Guíalo! Los gritos solo sirven para bajar su autoestima y en realidad no enseñan. Créelo mujer que si le sigues gritando, le será difícil relacionarse sanamente con otros, perderá su valor, entre muchas otras cosas. Recuerda que en el hogar es donde debe recibir el amor, valores y sentirse seguro.

La palabra de Dios es lo que lo guiará por el buen camino. Por eso te recomiendo que respires profundo. Toma calma y haz una oración corta. Habla con tu hijo. Se por experiencia que no se logra fácil, pero ya verás que con la práctica tanto tu hijo como tu aprenderán.

También te recomiendo que leas versículos con tu hijo, para ayudarlo por lo que este pasando. Si no tienes Biblia en tu casa, puedes entrar a este link: http://www.biblegateway.com Esta en muchos idiomas. Te recomiendo que utilices Nueva Versión Internacional. Es más sencillo de entender para ti así como para tu hijo.

Proverbios 1:2-4 Estos proverbios tienen como propósito que ustedes los jóvenes lleguen a ser sabios, corrijan su conducta y entiendan palabras bien dichas y bien pensadas. También sirven para enseñar a los que no tienen experiencia, a fin de que sean cuidadosos, honrados y justos en todo; que muestren astucia y conocimiento, y piensen bien lo que hacen.

Proverbios 3: 11 Querido jovencito, no rechaces la instrucción de Dios ni te enojes cuando te reprenda.12 Porque Dios corrige a quienes ama,como corrige un padre a sus hijos.

Proverbios 13:24 Si amas a tu hijo, corrígelo;si no lo amas, no lo castigues.

Proverbios 29:17 Corrige a tu hijo y vivirás tranquilo y satisfecho.

No podrás dar lo que no tienes.

Written by on October 27, 2012 in HIJOS with 0 Comments

No podrás dar lo que no tienes. Así es, uno no puede dar lo que no tiene. Nosotros como padres, tratamos de darles amor, disciplina, valores, etc. a nuestros hijos. Si tu en verdad no vives amándote, amando a Dios, y amándote a ti misma, no podrás dar ese amor.

Si tu como persona no te disciplinas en tu carácter, no frenas tu boca, y no vives una vida con verdaderos valores, ¿cómo crees que será posible que tus hijos puedan aprender esto?

Por favor amiga, ¡no quieras tapar el sol con un dedo!, lo que no tienes en tu interior, en tu corazón, no lo podrás dar a otros.

Por eso te animo hoy a que tomes una decisión de vivir una vida diferente, una vida que sea un buen ejemplo. Una vida llena de valores, quizá hasta diferente de lo que aprendiste de tus padres, y empieces a vivir y a establecer una nueva generación de hijos con valores. Hijos que podrán obtener todas las bendiciones, y vivirán el fruto de tu esfuerzo como mujer, al trabajar contigo misma en tu carácter.

Nada viene sin un esfuerzo. Pero si te lo propones lo vas a lograr. Solo esfuérzate y se muy valiente.

Josué 1:Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.

Y tu, ¿Cómo te alimentas?

Written by on September 3, 2012 in HIJOS, MENTE Y SALUD with 2 Comments

Y tu, ¿Cómo te alimentas?

Tengo una hija de 8 años, que como a todo niño le gusta ver televisión. Ella quisiera pasar entre una y una hora y media diarias viendo su programa favorito. Como madre estoy al pendiente de los programas que le gustan, y aunque el programa en si es sano, no dejo que lo vea. Trato de motivarla a que lea o haga otras cosas.

Hace unos días me preguntó que por qué no la dejaba ver una hora diaria el programa que le gusta. Yo le dije, “La mente del individuo también se alimenta de lo que ve y escucha, y ya que tu mente esta en crecimiento y alimentándose cada día, es bueno que elijas buenos alimentos para esta”. Al mismo tiempo le pregunté: “¿Tu comerías comida chatarra todos los días?”, ella me contesto “No, porque quiero vivir muchos años y me puedo enfermar si como comida chatarra”.

Yo aproveché esto para decirle: “Así es. Si tu alimentas tu mente de cosas chatarras, no podrás tener una vida sana mentalmente. Tu necesitas darle a tu mente comida buena, esto quiere decir, que en vez de elegir un programa que no te deja nada bueno y no obtendrás ningún crecimiento con el, es mejor que elijas un buen libro, un documental, o algo que te permita crecer y tener una vida con mayor sabiduría y aprendizaje”.

Ella se quedó pensando y me dijo, “Mamá, pero tu de vez en cuando me dejas comer comida chatarra”. “Si”, le contesté, “Así mismo te dejaré de vez en cuando ver tu programa favorito”.

Esto es solo un ejemplo entre padres e hijos. Nuestros hijos necesitan que nosotros como padres los ayudemos y enseñemos a tomar buenas elecciones para sus vidas, que les permitan tener una vida sana, que les ayuden a adquirir mas sabiduría y buen aprendizaje que les permita hacer la diferencia. No a tener una vida de novela.

Por cierto, madres de familia: ¡No vean novelas enfrente de sus hijos! Las novelas no dejan nada bueno. No les dan ningún aprendizaje sano. Al contrario, las niñas aprenden del engaño, los celos, etc. Suena un poco exagerado quizá, pero es cierto. Si no lo crees, analiza las novelas que ves.

Si tu eliges, como madre o tutor de niños, ver cosas que no te ayudan a un sano crecimiento mental y emocional, esa es tu elección. Sin embargo, no permitas que la mente de tus hijos o nietos sean influenciadas por estas.

Te invito a leer más acerca de la manipulación de la television sobre tu mente.

Haz el Bien.

Written by on July 13, 2012 in GRATITUD, HIJOS with 0 Comments

Haz el Bien. 

Haz el bien y tendrás una vida en abundancia. Mucha gente se frena a sí misma de hacer el bien, cuando tiene de sobra que dar. Todos en si tenemos mucho para dar, desde nuestro tiempo para servir a otros, hasta dinero para ayudar a los que menos tienen.

Uno siembra lo que cosecha. No cierres tus ojos ante este hecho, así que no seas mezquino con tu tiempo y tu dinero.

Tu tienes mucho que dar. Busca la oportunidad de dar bendición a otros y así tu serás grandemente bendecido.

Tambien recuerda que es importante enseñarles a nuestros hijos acerca del servicio a otros. “Todo empieza en nuestro hogar”, como padre o tutor de niños, es bueno que les enseñes con el ejemplo, el hogar es el mejor lugar para enseñar.

Proverbios 12: 28 

Hacer lo bueno da larga vida;

haz el bien y vivirás. (TLA)

Tips para modificar la conducta de nuestros hijos:

Written by on May 13, 2012 in HIJOS, LIMITES with 1 Comment

Tips para modificar la conducta de nuestros hijos:

 

  1. Enséñales con el ejemplo: Recuerda que tus hijos aprenden por imitación cuando están en edad escolar. ¿Qué les estas enseñando a través de tu carácter? ¿Quieres que ellos no griten, pero tu gritas? Este hecho no concuerda ante ninguna persona, mucho menos ante nuestros hijos. Se ejemplo de una buena conducta para ellos.
  2. No los compares: Al compararlo solo bajas su autoestima, además de que eso le provoca ira y agresividad contra quien lo compras y contra ti, como su madre. Las comparaciones entre hermanos, dejan huellas entre ellos. Pueden causar que no tengan buenas relaciones, o surjan envidias y celos. Esto perdura hasta la edad adulta.
  3. No discutas con el o ella: Si, ¡no discutas! He visto como muchas madres se ponen a discutir con sus hijos cuando estos tienen una conducta desafiante. Dale tiempo a tus hijos para que se les baje el coraje y tomen control de sus emociones. Un tip que me funciona con mi hija de casi 8 años, es que cuando tiene una mala conducta y se está portando grosera, le pongo un alto de inmediato. La mando a algún lugar de la casa, por ejemplo la sala, si no hay nadie ahí. Le digo que se relaje y que cuando ya no esté enojada o muy sentimental, hablaremos. No discutas con ella cuando sus emociones están a flor de piel.
  4. Déjalo(a) aprender de sus experiencias: Mientras no le cause ningún daño, o la experiencia pueda ser un peligro, déjalo que aprenda. Por ejemplo, supongamos que mi hija no llevó la tarea a la escuela. Entonces no se la lleves a la hora del receso. O tal vez no quiso comer, solo por hacer una rabieta. No dejes que coma a la hora que sea. Debe aprender que hay hora para comer, y es cuando todos se sientan a la mesa.
  5. No cedas a los chantajes: Muchas madres, por vergüenza ceden a los chantajes de los hijos cuando hay terceras personas presentes, ya sean amigos o incluso gente desconocida. Por ejemplo, si estas en una tienda y tu hijo quiere un juguete, pero tu le dices que no. El o ella empiezan hacer una rabieta, y tu con tal de que guarde silencio el niño, le das lo que está pidiendo. Con esto solo estas fortaleciendo este acto, y el niño aprenderá a obtener lo que quiere de ti, y harás que esta conducta sea más consecuente.

 

*Necesitas responderle a tu hijo con límites claros.

*Necesitas ser una madre disciplinada con ellos, y ser consecuente a la hora de poner las reglas y límites dentro del hogar. No desistas solo por que no ves cambios. Tus hijos aprenderán. Solo sé consecuente en la disciplina.

 

Proverbios 22:Educa a tu hijo desde niño,y aun cuando llegue a viejo seguirá tus enseñanzas.

Platicando con mi Hija

Written by on May 5, 2012 in HIJOS, OBEDIENCIA with 5 Comments

Platicando con mi Hija

Los que me conocen saben que tengo una hija de 7 años y medio. Ella tiene un carácter fuerte. Es determinada y le gusta como a todo niño, empujar los limites. Por esta razón, tengo que ponerle varios limites y ser muy diligente en aplicarlos. Ella está tratando de hacer cambios en su carácter, como ser mas obediente, aunque dice que le cuesta mucho. Yo siempre le digo que le pida a Dios que la ayude a obedecer, y que aprenda a escuchar esa voz en su interior cuando le dice que hacer.

Mi hija tiene unos días que se muestra muy amorosa y obediente. El día de hoy, platicando con ella, le pregunté: “¿Sofia, por qué andas tan obediente?” Ella me contestó: “Mami, es que estoy obedeciendo esa voz cuando me dice que haga caso”. A lo que a su vez ella me pregunto: “Mami, si la gente conoce de Dios, ¿por qué no le hacen caso?”. Yo le devolví la pregunta y le dije: “Sofia, ¿por qué tu a veces no haces caso a esa voz?” Ella me contestó: “Es que a veces quiero hacer lo que yo quiero, lo que yo deseo, aunque este mal”. Es ahí donde yo le dije: “Ahí está la respuesta. Dios nos habla, pero nosotros decidimos obedecerle o no, aunque por la desobediencia paguemos ciertas consecuencias. Dios es un Dios bueno, el pone delante de nosotros el bien y el mal, y nos incita a escoger el bien, para ser bendecidos”.

Deuteronomio 30:19 A los cielos y a la tierra llamo por testigos hoy contra vosotros, que os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición; escoge, pues, la vida, para que vivas tú y tu descendencia; 20 amando a Jehová tu Dios, atendiendo a su voz, y siguiéndole a él; porque él es vida para ti, y prolongación de tus días; a fin de que habites sobre la tierra que juró Jehová a tus padres, Abraham,Isaac y Jacob, que les había de dar.

Salmo 95: 7 Pertenecemos a Dios; nosotros somos su pueblo. Él es nuestro pastor, y nosotros somos su rebaño; ¡estamos bajo su cuidado! Si hoy escuchamos su voz, 8 no seamos tercos, como cuando nos rebelamos en el desierto…..

Si tu vida pertenece a Dios, deja que El te guíe y te cuide. El no deja a ninguna de sus ovejas. Si El está hablando a tu vida, no seas terca, no endurezcas tu corazón, no te reveles ante El. En todo tiempo, en especial en tiempos difíciles, deja que El cuide de ti. Dios es un Dios bueno y desea para ti lo mejor.

Dios puede cumplir los deseos de tu corazón para darte una vida en abundancia. ¡Por favor no te conformes y sé obediente!

La Varita

Written by on April 12, 2012 in FAMILIA, HIJOS with 0 Comments

 

Si hay algo que he aprendido en mis años como pastor de jóvenes es la necesidad que tienen los jóvenes de una disciplina. La Disciplina es como esa varita que se le pone a los arbolitos para que crezcan derechos. El arbolito es sin duda incomodado por la varita que no lo deja crecer para donde él quiere.  Pero mientras esta tierno el árbol que se le puede aplicar una dirección firme para que alcance su mayor altura.

Como líder de Jóvenes uno de mis trabajos más difíciles es tener que disciplinar a un joven cuando lo necesita, por qué eso significa que se van a incomodar conmigo y quizás hasta molestarse al grado de dejarme de hablar.

Hay muchas razones por las cuales nosotros como padres podemos fallar en la forma en la que disciplinamos a nuestros hijos. Puede ser por que estamos demasiado cansados para hacerlo, o por que nunca pasamos tiempo de calidad con ellos y no nos sentimos con autoridad, o simplemente no sabemos como.

Pero si hay algo que he aprendido, es que la disciplina por los motivos correctos es uno de los actos más poderosos de amor que existen. Es como decir:

Te amo demasiado para dejar que crezcas chueco. Te amo más a ti que lo que puedas pensar de mí si te disciplino. Te amo más que a mi cansancio

Dios lo pone en estas palabras:

24 Quienes no emplean la vara de disciplina odian a sus hijos.  Los que en verdad aman a sus hijos se preocupan lo suficiente para disciplinarlos. Proverbios 13:24 (NTV)

Pero hay 5 cosas que siempre tenemos que mantener en mente cuando vamos a disciplinar a nuestro hijo.

1. Empezar por nosotros mismos.  Una de las cosas que hacen inefectiva nuestra disciplina, es cuando corregimos a nuestros hijos por algo con lo que nosotros mismos también fallamos constantemente. No podemos instruir a nuestros hijos en honestidad cuando nos ven robarnos el cable.  Sin embargo cuando en nuestra propia vida estamos haciendo mejoras, podemos con toda autoridad y ejemplo ayudar a nuestros hijos a mejorar en las mismas áreas.

3 »¿Y por qué te preocupas por la astilla en el ojo de tu amigo,[a] cuando tú tienes un tronco en el tuyo? 4 ¿Cómo puedes pensar en decirle a tu amigo:[b] “Déjame ayudarte a sacar la astilla de tu ojo”, cuando tú no puedes ver más allá del tronco que está en tu propio ojo? Mateo 7:3-5

2. La Disciplina debe ser un acto de AMOR, no de coraje. Así que debemos amarlo antes, durante, y después de la disciplina. Dejarle de hablar o tratarlo diferente por que nos falló, eso no es disciplina, eso es manipulación.

3Ir a la Raíz.  No dejarnos guiar por las apariencias y pedirle a Dios que nos ayude a distinguir cuál es la raíz en el corazón de nuestro hijo que lo llevó a actuar de cierta manera. Esto es quizás algo de lo más difícil, porque el corazón es engañoso. Tenemos que descubrir cual es el sentimiento que produjo la acción (puede ser egoísmo, orgullo, envidia, codicia, pereza, etc)  y trabajar sobre ese sentimiento. Por Ejemplo. Tal vez tu hijo tiene una actitud grosera hacia otro niño, pero puede ser producida por una falta de perdón por algo que el otro niño le hizo.  Entonces Primero enseña a tu hijo a perdonar y luego enséñale a no pagar mal con  mal.

 Pues del corazón salen los malos pensamientos, el asesinato, el adulterio, toda inmoralidad sexual, el robo, la mentira y la calumnia. 20 Esas cosas son las que los contaminan. Mateo 15:19 (NTV)

4. Tener el Fin en la Mente.  El objetivo de toda nuestra disciplina no debe de ser que nuestros hijos nos hagan quedar bien delante de los demás, o que nos llenen de orgullo con sus triunfos. El fin es que nuestro hijo siga avanzando para ser lo que Dios se propuso de él,

 Dirige a tus hijos por el camino correcto,   y cuando sean mayores, no lo abandonarán. Pro 22:6 (NTV)

5. Disciplinarlos de acuerdo a la forma de pensar de Dios, no de acuerdo a nuestra forma de pensar. Por eso a veces tengo que esperar un poco para aplicar la disciplina para estar seguro de los hechos y no confundir la instrucción con un regaño motivado por mis emociones.

4 Padres,[c] no hagan enojar a sus hijos con la forma en que los tratan. Más bien, críenlos con la disciplina e instrucción que proviene del Señor. Efesios 6:4

Admito que he cometido unos cuantos cientos de errores en mi aprendizaje a la hora de Disciplinar a los jóvenes de mi grupo y por supuesto a mis hijas.   Pero confió en que Dios haya cubierto mis imperfecciones y me siga ayudando a hacerlo  cada vez mejor, a medida que sigo aprendiendo de la Biblia y aun de la forma en que otras personas me disciplinan a mí.

Por último, Le doy gracias a todas esas personas que Dios ha puesto en mi camino para disciplinarme cuando lo he necesitado. Quien sabe cómo hubiera crecido sin ellos.

Tu Hija.

Written by on April 6, 2012 in FAMILIA, HIJOS with 0 Comments

Tu Hija

Por lo general me gusta escribir mensajes que puedan impactar y llegar al corazón de la mujer. Por lo menos esa es la finalidad. Esta vez escribiré a los hombres, a la figura paterna de la casa.

Me he dado cuanta de que algunos hombres creen que por ser los encargados de proveer económicamente en el hogar, esto los despoja de muchas responsabilidades dentro del mismo. Hoy solo tocaré el tema de la relación del padre con sus hijas.

Las mujeres somos diferentes a los hombres. Nos gusta que nos digan que estamos bonitas, que nos quieren mucho, que somos muy importantes, que nos regalen cosas, nos den tarjetas, nos compren una flor, etc. Si tu como padre quieres que tu hija tenga una relación sana con su pareja cuando crezca, que se case con un buen hombre que la ame, la valore, que pase tiempo con ella, entonces debes ser tu el que inicie esa relación con tu hija desde pequeña. Necesitas tu, y solo tu, pasar tiempo con tu hija.

Hombre, tu hija necesita pasar tiempo de calidad contigo. Necesita escuchar desde pequeña esa voz de papá diciéndole que ella es especial, que la amas. Necesita que la cargues en tus brazos, que le compres una tarjeta, que la lleves a un “date”. Llévala al cine, tu y ella solos. Invítala a comer una nieve. Pasa tiempo con tu hija. Si tienes varias, entonces pasa tiempo con cada una individualmente. Invierte en su futuro, porque depende de ti, el que ella se pueda relacionar bien con un hombre, cuando sea mujer.

Las niñas se enamoran de su padre cuando son pequeñas. Desean casarse con un hombre como su padre.

¿Eres tu la figura con la que desearías que tu hija se relacionara en un futuro? ¿Eres un padre ausente, o inviertes tiempo en ella? ¿Eres tu el que le dices que es bonita y que la amas diariamente?

Si a alguna de estas preguntas contestaste con un No, ¡por favor no esperes más! invierte tu tiempo con tus princesas. Si no, cuando tu hija esté grande, será presa de cualquier hombre que llegue y le diga cosas bonitas, que le diga que la ama, que esta bonita y que desee pasar tiempo con tu hija. No de la manera que a ti te gustaría que fuera.

Te lo aseguro hombre, que si tu no inviertes tu tiempo hoy en tu hija, llegará el que si quiera invertir tiempo con ella.

 

Seamos buen ejemplo.

Written by on April 3, 2012 in FAMILIA, HIJOS with 0 Comments

Seamos buen ejemplo.

Esta semana fui a una conferencia de Mujeres en la que hubo varias expositoras. Al iniciar sus charlas, cada una empezaba dando una introducción personal y describiendo su impacto a la sociedad.

Una en particular me llamó mucho la atención. El 80% de su introducción no fue para ella misma. No empezó hablando de sus logros, ni diciendo quien era. Ella empezó hablando de su madre. De quien fue su madre, que fue lo que su madre hizo y que gracias a ella, ahora ella es una mujer de éxito. También recalco varias veces: “Mi madre no es una empresaria”.

Esto me llevó a hacerme una pregunta que te haré a continuación: ¿Qué estas haciendo tu, para formar hijos de éxito para el mañana? ¿Eres una fuente de inspiración para sus vidas?

Mujer, no importa si eres ama de casa, si trabajas o si haces ambas cosas. Lo que importa es lo que tus hijos ven de ti. Lo que tu les proyectas. Cada una de nosotras tenemos diferente pasado, familia y situaciones en la vida cotidiana. No obstante, cualquiera que sea la situación que estés viviendo, o por mas doloroso y difícil que haya sido tu pasado, puedes enseñar e impactar la vida de tus hijos de manera positiva.

Pídele a Dios en oración que te de sabiduría, amor y discernimiento, para poder guiar a tus hijos y enseñarles para que ellos puedan ser hombres y mujeres de éxito el día de mañana.

Josue 1:9 Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.

Y mujer, recuerda que cuando le pides a Dios sabiduría, El te la da en abundancia.

Top