EMOCIONES

Impacientes por naturaleza.

Written by on June 18, 2013 in CARACTER, EMOCIONES, LIMITES with 0 Comments

Captura de pantalla 2013-05-22 a la(s) 20.23.51Digamos que debido a mi personalidad, suelo ser un poco, o muy impaciente. Siempre quiero las cosas ya. Como diría mi esposo, “siempre estoy buscando algo que hacer”.  Hace poco una amiga me dijo, “creo que cuando crearon a Speedy González, se inspiraron en ti”. Además, tiendo a ser perfeccionista, así que he tenido que aprender a dominar mi carácter. En si, lo domino día a día.

Proverbios 16:32 Mejor es el que tarda en airarse que el fuerte; Y el que se enseñorea de su espíritu, que el que toma una ciudad.

Como suelo andar a prisa, quiero hacer las cosas al instante y busco perfección. En cambio mi esposo es paciente. El nunca tiene prisa (apenas que tenga una junta de trabajo) y su principal enfoque es disfrutar el momento. He tenido que dominar mucho mis emociones impulsivas en varias ocasiones para llevar un matrimonio en armonía. Muchas veces creí que con mi carácter las personas a mi alrededor cambiarían, quizá se acelerarían igual que yo  (en especial a mi esposo) pero al contrario, las cosas no funcionan de esa manera. ¡Mujer, si tu tienes un carácter como el mío, sabrás que es lo que quiero decir!

Tu tienes que aprender a dominar tu carácter. ¡Dios te ha dado dominio propio!. 2 Timoteo 1:Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.

El ser humano aprende a la bueno siguiendo el consejo o a la mala, después de que ya saliste  lastimada. Sigue el consejo. Yo muchas veces salí lastimada, así que por experiencia te lo digo: Domínate a ti misma. Haz los cambios necesarios en ti y verás que todo empezará a fluir de manera diferente en todas tus relaciones.

Dios nos da la Felicidad.

Written by on September 18, 2012 in EMOCIONES, GOZO with 1 Comment

Dios nos da la Felicidad. 

Si has estado triste, desanimada durante algún tiempo, pídele a Dios que te devuelva la felicidad, que traiga el gozo a tu vida que no depende de las circunstancias que estas viviendo.

Tu, por lo tanto, da un paso de Fe y sonríe. Si, ¡sonríe! La risa cambiará tu actitud y hasta relajará tu cuerpo.

Salmo 16:11 Me mostrarás la senda de la vida; En tu presencia hay plenitud de gozo; Delicias a tu diestra para siempre.

 

También cambiar tu manera de pensar sobre ciertas circunstancias cambiará tu actitud. Solo tu puedes determinar que factores te robarán la felicidad.

Recuerda que tu eres hija de Dios. El te ha prometido su paz. Filipenses 4:Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.

Dios está siempre cerca. El nunca te abandona.

 

Mi personalidad.

Written by on May 2, 2012 in CARACTER, EMOCIONES with 0 Comments

Cuatro puntos a meditar acerca de nuestra personalidad:

1. Tu personalidad va ligada a tus pensamientos y sentimientos.

2. Con ese conjunto de pensamientos y sentimientos, cada individuo interpreta su realidad, y con ella afronta la vida.

3. Por consecuencia, tiene un factor primordial el como te ves a ti mima y a los que te rodean.

4. Cada persona al nacer ya tiene su propia personalidad, con ciertas características que con el paso del tiempo y otros factores y circunstancias, definirán a la persona.

Si, tu personalidad va ligada con tus pensamientos y emociones, y estos repercuten en tu manera de afrontar la vida día con día. Te has preguntado ¿Cuales son mis pensamientos? ¿Están llenos de paz o de temor e incertidumbre?

Si tus emociones repercuten en tus acciones, te has puesto a analizar : ¿De donde vienen?

Mujer, tu puedes tomar control de tus emociones y tus pensamientos. La Biblia es muy clara y dice que llevemos todo pensamiento a Cristo Jesus.

¡No le des rienda suelta a tu mente! No dejes que tu pasado determine tu personalidad en tu futuro. Deja que Dios te cambie. No te separes de El.

Yo en lo personal he descubierto que separada de Dios, mis pensamientos y emociones cambian. Estoy mas regida por el Yo, por mis propios deseos o emociones. Por lo tanto, mi personalidad es otra cuando me separo de Dios.

Lucas 15: 1 Jesús continuó diciendo a sus discípulos:

«Yo soy la vid verdadera, y Dios mi Padre es el que la cuida. 2 Si una de mis ramas no da uvas, mi Padre la corta; pero limpia las ramas que dan fruto para que den más fruto. 3 Ustedes ya están limpios, gracias al mensaje que les he anunciado.4 »Si ustedes se mantienen unidos a mí, yo me mantendré unido a ustedes. Ya saben que una rama no puede producir uvas si no se mantiene unida a la planta. Del mismo modo, ustedes no podrán hacer nada si no se mantienen unidos a mí.5 »El discípulo que se mantiene unido a mí, y con quien yo me mantengo unido, es como una rama que da mucho fruto; pero si uno de ustedes se separa de mí, no podrá hacer nada.

¿Por qué no cambio?.

Written by on April 25, 2012 in CARACTER, EMOCIONES, MENTE Y SALUD with 0 Comments

 

Una de las razones por las cuales la gente no cambia, es porque se la pasa auto-compadeciéndose. Este tipo de individuos no quieren un cambio. No quieren ayuda, solo quieren vivir lamentándose. Es aquella persona que se dice a si misma ¨Pobrecita de mi ¨

Se creen víctimas y no se dan cuanta de que son parte del problema. Es para ellos mas sencillo vivir en los mismos patrones de comportamiento, que crear nuevos patrones de libertad emocional. Nuevos patrones donde le den el primer lugar a Dios en sus vidas, para que El tome el control, en vez de dárselo a sus emociones.

Pero eso es solo una parte del problema. La persona auto-compasiva necesita a alguien que la esté compadeciendo, que le diga lo que quiere escuchar. Estas personas te llaman pidiéndote ayuda, fingida o real, pero no hacen ningún cambio.  Solo quieren tu auto-compasión, y esta se refuerza por la simpatía que tu les ofreces.

Ahora bien, un consejo para la persona que cumple el rol de dar “la palmadita”: ¡No seas parte del problema! Estas personas no buscan cambiar. Pídele sabiduría a Dios y pon un limite. Si no, seguirás alimentando esa auto-compasión. Estas personas son, por lo regular, co-dependientes. Seguirán dependiendo de ti y absorbiendo parte de tu vida si tu no pones un límite. Recuerda que este tipo de personas no quieren cambiar aun.  Solo se dan la palmadita a si mismos, o buscan quien se las des, para así caer más en su auto-compasión.

Ahora bien, si tu eres una persona auto-compasiva:

1. Refuerza tu valor. Isaías 43:4 Porque a mis ojos fuiste de gran estima, fuiste honorable, y yo te amé; daré, pues, hombres por ti, y naciones por tu vida.

2. Identifica la Causa. Pídele a Dios en oración que te revele la raíz del problema. También puedes buscar ayuda de un Consejero, Pastor etc.

3. Haz un balance entre lo positivo y lo negativo de tu vida. Escribe en una hoja las cosas buenas que tienes.

4. Agradecimiento. Da gracias a Dios por lo que si tienes.

5. Cuida tu boca. Cambia de tu vocabulario el “Nunca”, “Siempre”, “Jamas”, “No Puedo por…”, “A veces”. ¨En esta ocasión¨, ¨Si puedo¨.

 

 

Todo Pasará

Written by on July 20, 2011 in EMOCIONES, FE, TIEMPOS DIFICILES with 1 Comment

¿Estas feliz, triste, ansiosa o enojada? Todas estas emociones pasarán. Todas tus situaciones pasarán.
Debemos ser agradecidos por cada momento y disfrutarlo al máximo. No sabemos que pasará mañana, pero el día de hoy depende mucho de nosotras y de nuestra actitud.

Abramos los ojos a esto: nada es estático, todo se mueve. Hasta los cerros se mueven. Así también, tus problemas se moverán.

Disfrutemos y agradezcamos por este momento que estamos viviendo, sea cual sea la situación y encomendémosle a Dios nuestra vida y confiemos.

La Biblia dice<.(Mateo 6:25-34)
25 »Por eso les digo: No se preocupen por su *vida, qué comerán o beberán; ni por su cuerpo, cómo se vestirán. ¿No tiene la vida más valor que la comida, y el cuerpo más que la ropa?26 Fíjense en las aves del cielo: no siembran ni cosechan ni almacenan en graneros; sin embargo, el Padre celestial las alimenta. ¿No valen ustedes mucho más que ellas?27 ¿Quién de ustedes, por mucho que se preocupe, puede añadir una sola hora al curso de su vida?[c]
28 »¿Y por qué se preocupan por la ropa? Observen cómo crecen los lirios del campo. No trabajan ni hilan;29 sin embargo, les digo que ni siquiera Salomón, con todo su esplendor, se vestía como uno de ellos.30 Si así viste Dios a la hierba que hoy está en el campo y mañana es arrojada al horno, ¿no hará mucho más por ustedes, gente de poca fe?31 Así que no se preocupen diciendo: “¿Qué comeremos?” o “¿Qué beberemos?” o “¿Con qué nos vestiremos?” 32 Porque los *paganos andan tras todas estas cosas, y el Padre celestial sabe que ustedes las necesitan.33 Más bien, busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas.34 Por lo tanto, no se angustien por el mañana, el cual tendrá sus propios afanes. Cada día tiene ya sus problemas.

La Culpa.

Written by on July 14, 2011 in CARACTER, EMOCIONES, LIMITES, PALABRAS with 0 Comments

Si tiendes a ser una persona perfeccionista, quizá te la lleves condenándote o culpándote por cada cosa que no haces bien, según tus perfectos estándares de rigidez. Las que me conocen, saben que tiendo a ser perfeccionista, así que me costo trabajo quitarme la Culpa y la Condenación de encima. Es como si cada vez que no hacia algo bien, yo sola me daba con el látigo de la Culpa, y obviamente era un Circulo vicioso y no lograba salir de ahí.

Si quieres realmente llegar a cambiar debes aprender a pensar de otra manera de ti misma. Quizá digas “Claro que yo quiero!”, pero te digo, tendrás que hacer un esfuerzo de tu parte. Nada es fácil . Con perseverancia lo lograras, y cuando los pensamientos de culpa vengan a tu vida, no los permitas. Recuerda que estas en el camino de ser mejor. Cada día estas Cambiando para Mejorar.

Dite a ti misma palabras de aliento. Pídele a Dios que cambie tu mente a través de su palabra.
Y por favor, cada vez que hagas algo bien, date un aplauso a ti misma. Consiéntete, se mas flexible contigo misma.

¿Sabias que la mayoría de las personas que desean un cambio, se quedarán igual?

Written by on July 8, 2011 in EMOCIONES, MENTE Y SALUD, METAS with 0 Comments

Si, así es. La mayoría de la gente vive en círculos viciosos emocionales, donde solo buscan calmar su consciencia un rato al decir que desean un cambio. Sin embargo, solo logran hacer esto y en cuestión de días o quizás horas, vuelven al mismo estado de conformismo. Vuelven a los mismos patrones de conducta emocionales.

Es muy fácil decir que quieres hacer un cambio, pero es muy diferente hacerlo. Mujer, si tu de verdad deseas un cambio, necesitarás renovar tu manera de pensar y examinar tus patrones de conducta. Al mismo tiempo, deberás tener alguien que vaya contigo en este proceso. Si bien esto no será fácil, te llevará a vivir una vida en victoria. Serás restaurada en tu mente y tus emociones.

Si ya estas cansada de tus mismos patrones, de caminar por la vida y ver que no pasa nada, sino que al contrario, no avanzas, entonces esto es para ti. ¿Qué esperas? Rompe los patrones. Toma hoy la decisión de avanzar.

Pero si no te has cansado y crees que esto es mucho para ti, entonces sigue en el mismo lugar. Los círculos y patrones emocionales se repetirán en tu vida hasta que tu, y solo tu, estés dispuesta hacer un cambio.
Efesios 4:22-25
22 En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos,23 y renovaos en el espíritu de vuestra mente,24 y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad.25 Por lo cual, desechando la mentira, hablad verdad cada uno con su prójimo; porque somos miembros los unos de los otros.
Me fascina como dice el versículo 25: hablar cada uno la verdad. Por favor ya no te mientas a ti mismo (a).

La mochila

Written by on June 22, 2011 in CARACTER, EMOCIONES with 0 Comments

¿Qué tan grande es tu equipaje?

La semana pasada estuve de viaje. Para esto suelo preparar mis maletas. Al mismo tiempo cada uno de mis hijos prepara su mochila. Ellos mismos la preparan con sus juguetes o cosas de interés personal, que quieren llevar para el viaje.

Para mi sorpresa, mi hija Sofia preparo su mochila tan grande y pesada que ni ella misma la podía cargar. Por supuesto, mi hija deseaba que yo cargara su mochila. Como esa es personal y cada quien debe llevarla, yo le sugerí que mejor sacara cosas y llevara realmente lo que pudiera cargar, porque nadie cargaría su mochila.

Este hecho me puso a reflexionar acerca de nuestras mochilas emocionales. Muchos de nosotros vamos en este viaje por la vida con mochilas muy pesadas, llenas de rencores, desilusiones, rechazos, envidias, amarguras, etc. Son tan pesadas que no podemos mas, y queremos que otros las lleven por nosotros. A veces queremos que nuestra pareja, nuestros amigos o familia, la carguen por nosotros, pero ningún ser humano querrá cargar una mochila extra en este viaje por la vida. Cada quien debe cargar la suya. Solo tu puedes tomar la decisión de sacar lo que no necesites y hacer que vaya mas ligera.

Lo bueno es que sí hay alguien que quiere ayudarte a llevarla: Jesus. El dijo en su palabra en Mateo 11:28-30 Luego dijo Jesús: «Vengan a mí todos los que están cansados y llevan cargas pesadas, y yo les daré descanso. 29 Pónganse mi yugo. Déjenme enseñarles, porque yo soy humilde y tierno de corazón, y encontrarán descanso para el alma. 30 Pues mi yugo es fácil de llevar y la carga que les doy es liviana».

Corazon de Melón.

¿Te la pasas con el corazón partido? ¿Eres súper sensible a lo que otros dicen de ti? ¿Te lastima cualquier comentario?

Mujer, no podemos andar por la vida con el corazón partido y esperando que la gente no nos lastime. La gente, conscientemente o no, te lastimará. Esto no quiere decir que tendrás que estar siempre con el corazón lastimado, o esperando que nadie te lastime. ¡No somos perfectos! Si bien cometemos errores, lo importante es pedir perdón y amar a tu prójimo como a ti mismo.

Nuestras conductas no son perfectas, y sin querer lastimaremos a otros. La cuestión es que no todos se dan cuanta de cuando lastiman a otra persona o hieren sus emociones. Además, no todos han desarrollado aun la capacidad para pedir perdón. Así que, por lo tanto, la gente causará heridas en tu alma. No obstante, lo importante es que tu los perdones y que le entregues toda herida no sanada en tu alma a Dios, que es el único que puede traer sanidad de verdad a tu alma.

Analiza bien tu pasado. Muchas veces somos muy sensibles cuando otros nos dicen algo, porque hay heridas no sanadas en nuestras vidas. Entonces, cada vez que alguien nos dice algo que despierta esa herida, nos ponemos demasiado sensibles en esa área. Lo que necesitas es perdonar a la persona que causó por primera vez esa herida.

Te daré un ejemplo: Si tuviste una relación donde tu pareja fue agresiva, quizá hubo golpes o agresión verbal. Puede ser que hoy estés viviendo otra relación completamente diferente y con una buena persona. Pero resulta que al primer desacuerdo, tal vez la persona con la que estas se enoja, y tu piensas que te va a agredir, ya sea física o verbalmente. Es ahí donde despiertas los miedos que aun están dormidos y que no han sido sanados. Donde salen los temores y el dolor del pasado.

Si no te decides a perdonar y a dejar que Dios sane tu alma, estos temores seguirán ahí y te alcanzarán y destruirán tus relaciones.

Aquí te añado una hermosa promesa de Dios para tu vida:

Salmo 147: 3 El sana a los quebrantados de corazón. Y venda sus heridas.

Tiempo.

El tiempo malgastado es imposible de recuperar. Por mas que te lamentes, llores o grites, no puedes volver el tiempo atrás. Así que mejor sé sabia con tu tiempo, aprende a disfrutar cada momento que tienes en todo lo que haces. Si cocinas, limpias, trabajas, vas al cine, estudias, hazlo todo con amor, disfrutando cada momento.

Esto traerá alegría a tu espíritu y salud a tu cuerpo. Aprendamos a responder de otra manera, a alegrarnos en vez de enojarnos y enfadarnos.
Tu puedes hacer de cada día un día Especial, un día Maravilloso, es cuestión de ti. Haz lo que tienes que hacer y confía en Dios que El es Fiel, y si tu estas confiando en El, estarás segura.

Top